RRHH

10 claves para mejorar la retención de talento

By marzo 17, 2020 abril 2nd, 2020 No Comments
Atracción de talento parar Recursos Humanos

El éxito de una compañía, está asociado en gran medida a su capital humano. En este sentido, es imprescindible para el departamento de Recursos Humanos, poner un énfasis especial en el reclutamiento y retención del mejor talento humano posible. 

Sin embargo, no son pocas las organizaciones que pierden de vista este factor y terminan viendo marchar a sus mejores empleados.

Hoy en día, los empleados no se fijan solamente en la parte monetaria a la hora de escoger un empleo, de modo que se necesita diseñar, establecer y llevar a cabo una estrategia de retención del talento no es algo sencillo,

Claves para la retención del talento

No es una tarea fácil tener Recursos Humanos con un personal calificado y motivado. Retener el talento es una tarea ardua, lamentablemente el talento en la mayoría de los  trabajadores no es el ideal.

Debido a esto, no sorprende, que los trabajadores tengan altos índices de rotación y  cambien de trabajo a medida cuando surgen propuestas más beneficiosas.

A la hora de mantener a los trabajadores dentro de la compañía, el departamento de Recursos Humanos es la pieza clave de la maquinaria.

Por eso las empresas hacen un esfuerzo para evitar la fuga de talentos, brindando las mejores condiciones de trabajo posibles a sus trabajadores.

Algunas de las claves necesarias para la retención del talento son:

 

1. Construcción de una marca (Employer Branding)

Esto consiste en construir una marca que distinga a la compañía como buena empleadora. Para ello, la empresa debe generar valores y un fuerte sentido de pertenencia. La mejor manera es alineando su imagen interna con la externa, además de fomentar una cultura organizacional que sea distinta del resto. 

En la medida en que las metas son compartidas, más altas y más nobles, la organización desarrollará en sus empleados compromiso hacia la misma y de esa forma se sentirán con pertenencia hacia la empresa y no se irán fácilmente. En este sentido, prácticas como implementar una estrategia de alíneamiento como los Objectives and Key Results (OKRs) puede ayudar.

Otro camino sería integrar la Realidad Virtual mediante experiencias culturales que los empleados puedan consumir en las oficinas libremente o de forma programada que les ayuden a entender la visión y cultura de la empresa como hacemos para compañías en mentor-vr.

 

2. Propiciar un buen clima laboral 

A la hora de que los trabajadores decidan quedarse o abandonar una empresa, el punto clave es el entorno laboral, ya que es un elemento vital y decisivo. 

Las personas buscan un ambiente donde puedan lograr sus metas profesionales y entablar relaciones sociales. La empresa, debe hacerse sentir como un grupo amigable, como una segunda familia, es una necesidad imperativa. Es también importante tener una buena relación con los directivos.

 

3. Evitar a toda costa el estancamiento laboral

El ámbito laboral, de las principales causas de dimitir es el estancamiento laboral; aquellos empleados que no logran subir de puesto se llegan a sentir frustrados y buscan nuevas oportunidades donde progresar. Con esto se comprende que mantener feliz y satisfecho al trabajador con su lugar de trabajo es algo importante.

Hay que garantizar que, tras valorar sus esfuerzos y desempeño, tendrán la posibilidad de alcanzar nuevos cargos. Para un trabajador es vital tener la oportunidad de avanzar por méritos propios con toda confianza.

 

4. Instaurar sistemas de motivación personalizados 

Un buen impulso para el empleado es una compensación. Pero lo importante, es que el aliciente sea personalizado y que sea apropiado a las necesidades y requerimientos de cada empleado, ya que no todos tienen los mismos deseos. 

Es importante reconocer sus resultados, ya sea en términos de remuneración salarial o de manera verbal, expresando orgullo y satisfacción de que el empleado trabaje en la compañía.

 

5. Implementar políticas para mejorar la calidad de vida del talento

La retención de los trabajadores, dándoles una flexibilidad horaria o permitiéndoles trabajar desde sus hogares dentro de lo posible, son alternativas que pueden manejarse. Otra opción es enfocarse en la familia, instaurar planes de apoyo familiar, guarderías y una cultura de salud e higiene, o también dejar que asistan a los eventos en las escuelas de sus hijos. 

De esta manera los empleados tendrán un balance entre su vida personal y el trabajo, además de que aumentará su compromiso. Cuando las empresas se orientan más hacia los trabajadores que a sus tareas, en el fondo apuestan por la estadía a largo plazo de los mismos.

 

6. Escuchar propuestas sobre nuevos proyectos

Para lograr el compromiso de los empleados, una buena táctica es dejarlos crear nuevos proyectos, formulados y dirigidos por ellos mismos. Esto permitirá convertirlos en emprendedores que se mantengan motivados en la empresa. Hacerles sentir que son parte de la organización, crea un compromiso en ellos.

 

7. Cultivar la comunicación

Un trabajador se sentirá integrado en la medida en que se dé cuenta que sus ideas y sugerencias son tomadas en consideración ¿Quieres que tu empleado sienta que puede ayudar en el cumplimiento de los objetivos de la empresa y que tiene un lugar en la misma?

Si el trabajador se siente apreciado, tomado en cuenta y es considerado un  miembro activo de la compañía, desarrollará una lealtad hacia la misma.

 

8. Capacitación 

Los empleados requieren de constantes retos para sentir que progresan. En este sentido, todo trabajador que quiera mantenerse y crecer dentro de una empresa, debe contar con una capacitación constante para sentir que es un activo difícil de reemplazar.

A cambio de la oportunidad de enriquecer competitividad en el mercado laboral y sus talentos y habilidades, actualmente las empresas hacen un contrato enfocado en que el empleado mantenga su motivación, compromiso y resultados.

 

9. Identificar los riesgos de fuga de los trabajadores

Se debe prestar atención a las preocupaciones de los empleados e intentar crear un ambiente de trabajo agradable. 

Para ello, el supervisor o RRHH, pueden reunirse con los trabajadores y evaluar cómo están antes de que comiencen a pedir días por enfermedad con frecuencia o tengan dudas en comprometerse con un proyecto a largo plazo, esas son algunas de las principales señales de alerta.

 

10. Contratar a largo plazo 

Esto debe hacerse con los empleados adecuados y que tengan potencial para la compañía. Siempre se debe ser honesto con los trabajadores y no intentar ocultar las áreas menos atractivas del trabajo.

 

En resumen

Con estas claves (y otras) se puede ayudar a mantener felices a los trabajadores y de esa forma, que se queden en la empresa. Los trabajadores no dejan malos empleos, dejan a malas gestiones de talento.

 

Leave a Reply